Torneo Apertura 2017 sábado 11 de febrero de 2017

Rubio Ñu salva un empate agónico frente a Trinidense

Parecía que el clásico barrial quedaba en poder de Trinidense, pero el local Rubio Ñu reaccionó a tiempo y lo empató en periodo de compensación con un gol de Diego Arrúa (1-1).

Rubio Ñu consiguió este sábado una agónica igualdad en el clásico de barrio frente a Trinidense, que estuvo a segundos de ganar el pulso en la Arboleda. El conjunto visitante se adelantó con una definición de lujo del defensor Ricardo Martínez.

En la última pelota, el defensor Diego Arrúa salvó al cuadro local con un golpe de cabeza. El juego, que correspondió a la segunda fecha del campeonato Apertura 2017, se disputó ante un estadio casi lleno y bajo la mirada del entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo.

EL PARTIDO. Intenso y peleado fue el primer tiempo en la Arboleda. El local empezó mejor, aunque cerca de los 20 minutos lo equilibró el visitante. El conjunto albiverde entró más lúcido, manejó la pelota con Roberto Acuña a la cabeza y pudo ponerse en ventaja en ese tiempo de superioridad.

A los siete minutos se produjo una doble acción de peligro frente al arco defendido por Roque Cardozo. En primera instancia el travesaño salvó a Trinidense ante el disparo del volante Diego Velázquez y en el rebote Ariel Estigarribia lo mandó muy arriba.

Fue el despertador que necesitaba el equipo de Daniel Cáceres. Procuró poner más músculo en el mediocampo para salir ileso de la embestida. Al cierre del primer cuarto, el técnico prescindió del juvenil Ariel Schurtzman y reforzó su ataque con Nico Martínez para dar compañía a Fabio Escobar.

El experimentado delantero deambulaba en solitario cerca del arco de Pablo Torresagasti, a quien intentó batir con engaño. No obstante, el árbitro Cristian Aquino observó la acción y le sacó la primera amarilla luego de mandar con la mano la pelota lanzada por Pedro Arce.

La lucha seguía palmo a palmo sobre un terreno estropeado por la lluvia y ante la atenta mirada de Marcelo Gallardo, que está en el país para observar algunos futbolistas. En los minutos finales de esta fracción, el visitante creó la opción más importante y pudo marcharse con la ventaja a no ser por la mala definición de Esteban Ramírez en un mano a mano (42 m).  

El complemento inició con mucha dinámica e intensidad. Ambos elenco mostraron la intención de quedarse con el campo de batalla para la alegría barrial. El equipo visitante tuvo poco tiempo la pelota, pero gozó de las mejores chances de nuevo con el mediocampista Esteban Ramírez y luego con el defensor Ricardo Martínez.

Paredes fortaleció su ataque con el ingreso de Jorge Ortega en lugar del juvenil Santiago Irala. El clásico se disputaba con mucha fuerza. Ida y vuelta. Nadie renunciaba nada. Y en medio de esta puja, Trinidense volvió a crear zozobra con un remate potente y bien direccionado de Pedro Arce.  

Sin embargo, en el minuto 77, Ricardo Martínez se cansó de la falta de contundencia y metió un golazo para alzar en el marcador al elenco visitante. En el resto del partido, Rubio Ñu se jugó al todo por el todo. Jorge Ortega y Gustavo Viera tuvieron el empate, pero fue Diego Arrúa el sorpresivo autor de la paridad en tiempo de compensación (92 m).

Con este resultado, ambos elencos acumulan una unidad en dos fechas disputadas en el torneo Apertura.

¿Qué te pareció la noticia?
0