Mundial de Clubes miércoles 14 de diciembre de 2016

Rueda admite que su equipo "no supo asimilar el marcador adverso"

Reinaldo Rueda, técnico del Atlético Nacional, admitió tras perder ante el Kashima Antlers japonés en la primera semifinal del Mundial de Clubes que su equipo "no supo asimilar el marcador adverso".

Rueda precisó que se encontraron un oponente que les contrarrestó "muy bien", luego perdieron el "orden" y "producto de eso" fue el resultado definitivo de 0-3.

El técnico del Atlético Nacional, que no quiso achacar la derrota al videoarbitraje que motivó el penalti del primer tanto nipón, apuntó que les faltó "aprovechar las opciones" que tuvieron para adelantarse primero o empatar después y reconoció que también les pudo afectar "el exceso de confianza" a la vista de que creaban con facilidad numerosas ocasiones en el primer tiempo.

"No podemos sentenciar que nos ganó la tecnología. Hoy fuimos víctimas de esta novedad, pero con el 1-0 creímos que podríamos remontar", dijo el técnico del Atlético Nacional, que no pudieron aprovechar sus ocasiones "en unas por el comportamiento del rival, y en otras" porque no tuvieron "la eficacia que se requiere en esta clase de partidos ante un rival cuya principal virtud es la obediencia y la disciplina táctica".

"Teníamos la ilusión de llegar a la final. Queda frustración y amargura grande por no lograrla, creo que no logramos el objetivo y eso produce mucha tristeza", aseguró Rueda, quien argumentó que el Kashima Antlers, que sentenció a la contra, jugó "muy bien al espacio libre" y que sus hombres "fueron prácticos y tuvieron la fortuna de concretar" y agregó que "hay que aprender de esto y es una lección muy fuerte que seguro nos hace mejorar".

Además de señalar que no es quien para indicar si había sido un fracaso, respecto a su continuidad en el club de Medellín manifestó que sobre ello hablará "después del partido que sigue", el valedero por el tercer puesto de este Mundial de Clubes que jugará el domingo ante el perdedor del Real Madrid-América. "Debemos terminar con dignidad este torneo", precisó.

Masatada Ishii, entrenador del cuadro japonés, declaró que su victoria "supone no solo un logro para Kashima Antlers, sino para todo el fútbol japonés". "Se abre una nueva historia y estoy contento por eso".

"Teníamos la firme voluntad de ganar este partido, y todos los jugadores se mostraron comprometidos y contribuyeron a conseguir este éxito", afirmó Ishii, quien expresó que supieron "defender muy bien colectivamente" como durante toda la temporada.

"Estamos participando como equipo anfitrión, pero en el futuro nos gustaría llegar a este certamen como representante del torneo asiático", agregó. EFE