Torneo Clausura 2015 viernes 20 de noviembre de 2015

Santaní alimenta en Luque la esperanza de la salvación

Santaní se hizo fuerte en el Adrián Jara y derrotó con mucho trabajo y un poco de fortuna 1-0 a General Díaz por la fecha 20 del campeonato Clausura para seguir con esperanza de salvar la categoría.  

Deportivo Santaní reforzó este viernes la esperanza de la salvación al cosechar un triunfo vital en el Adrián Jara frente a General Díaz en el inicio de la fecha 20 del campeonato Clausura. Roberto Gamarra, de penal, tras una infantil mano de Walter Cabrera hizo el tanto de la victoria.  

Con este resultado, el elenco norteño acumula 24 unidades en el campeonato Clausura y no pierde la ilusión de la salvación. Su próxima rival será Sol de América. La victoria de este viernes obliga a Rubio Ñu, su competidor directo, a no fallar en su encuentro con Luqueño.

EL PARTIDO. General Díaz y Santaní escribieron poca historia en el Adrián Jara en un duelo de trascendental importancia para el conjunto visitante. El trámite no trascendió del mediocampo, condicionado por la marca férrea que impusieron ambos bandos en ese sector.

El cuadro de Mario Jara, que se juega la vida en cada encuentro, puso mucha dedicación en su quehacer en el inicio del primer tiempo. Arnaldo Zárate acercó peligro con un cabezazo, secundó a los 17' Roberto Gamarra, mientras que Blas Díaz tuvo la más clara al cerrarse el segundo cuarto.

El dueño de casa se despertó en los minutos finales para enviar peligro hacia el arco de Pablo Gavilán. A los 37 minutos, las Águilas avisaron por intermedio de Alfredo Cano, que con un derechazo puso la pelota al palo. A tres del final, Ezequiel Palacio perdonó otra chance increíble.

El complemento siguió el mismo guion, aunque con el correr del reloj General Díaz empezó a tratar con más eficiencia el balón. Impulsado con Cristian Sosa, el más claro del juego, el equipo militar se estacionó muy cerca del área rival desde donde forzó con remates de Cano.

Santaní inquietó de contra, primero con una gran jugada individual de Cristian Paredes, y poco después Arnaldo Zárate falló en una opción clara frente a Bernardo Medina. Las buenas sensaciones siguieron, hasta que Walter Cabrera metió una mano infantil y el árbitro cobró penal.

De la ejecución se encargó Roberto Gamarra, que con un disparo potente venció la resistencia de Bernardo Medina para inaugurar el marcador a los 75 minutos y terminar alimentando la esperanza de la salvación del conjunto norteño.