¿Será la suerte de campeón?

Nacional empató 1-1 con San Lorenzo en el último suspiro, en la primera final de la Copa Libertadores. El resultado dejó abierta la llave y el Trico sueña.

      Embed

La campaña de Nacional en la Copa Libertadores 2014 está marcada por grandes actuaciones, hazañas y situaciones que ilusionan no solo a los fanáticos, sino a todo el país. Es imposible no mencionar "el santo" aparte que acompaña al equipo en este camino y principalmente, en los dos últimos juegos: ante Defensor en Montevideo y la primera final en Asunción con San Lorenzo, donde hasta los palos acudieron al rescate.

La Academia no tuvo un buen desempeño ante los argentinos en el juego de ida por el cetro máximo de  América. Al equipo tricolor se lo vio pasado de revoluciones, impreciso y superado en lo futbolístico en grandes pasajes del partido. Sin embargo y es importante destacar, que pese a no tener una buena noche, el cuadro dirigido por Gustavo Morínigo logró la igualdad, sembrar una cuota de preocupación en el rival y dejar la definición por el título para la revancha en Buenos Aires.

¿Será la suerte de campeón? Puede ser, pero Nacional debe mejorar para dar el batacazo en el barrio de Bajo Flores, mientras que San Lorenzo fue superior, perdonó y puede pagarlo caro.

Tras el gol de Matos, algunos ya pensaban que la Copa estaba definida, que en Boedo sería un paseo y hasta hablaban de un eventual choque entre San Lorenzo-Real Madrid, por el Mundial de Clubes en Marruecos, pero Nacional sigue vivo y sueña en grande.

El aire triunfalista y la jerarquía de San Lorenzo, de la que tanto alardean en el vecino país, hace recordar a la historia de David y Goliat. Nacional puede dar el golpe, ser campeón, pero las últimas líneas de esta historia se escribirá el próximo miércoles a las 20.15 en el Nuevo Gasómetro.