Copa Sudamericana martes 27 de septiembre de 2016

Sol de América no pudo ante un fuerte Atlético Nacional

En el Atanasio Girardot, Sol de América esperó e intentó consciente de sus limitaciones, sin embargo nunca encontró la receta del gol y terminó pecando de inocente. El conjunto verdolaga impuso toda su jerarquía y acabó por despedir de la Sudamericana al noble equipo de Villa Elisa, por el resultado de 2-0.   

Durante el primer cuarto de juego, Atlético Nacional supo tener el balón e hizo lo que bien sabe, abrir la cancha para buscar ahogar por las bandas al equipo visitante. Sol por su parte apelaba al contragolpe y apenas encontraba una oportunidad, buscaba adelantarse por la vía de los tiros de media distancia.   

A los 35', el delantero Isaac Díaz tuvo el primero, pero el guardametas, Franco Armani puso el cuerpo y ganó en un mano a mano tremendo. Fue lo único, pues más emociones que esa no tuvo la primera etapa.

Ya en la complementaria, cuando apenas 120 segundos habían pasado de la autorización de Christian Ferreyra. Un tremendo pase de Macnelly Torres, dejó la posibilidad de remate a Orlando Berrío, pero esta vez Agustín Silva se puso la capa y consiguió salvar su valla.

Sobre los 50', el cuadro "verde paisa" se quedó con 10 hombres sobre el campo, por expulsión de John Mosquera y cuando esto parecía animar a los de Villa Elisa, Daniel Bocanegra obtuvo un tiro libre a favor, y al borde del área azul.

Bocanegra miró el arco, dio unos pasos y pateó la redonda con un efecto tal que ésta se metió al fondo del arco defendido por Silva (52'). Era el primero del partido y el que tarde o temprano iba llegar, pero el que no debía desesperar al conjunto guaraní.

Sin embargo, 20' después y tras una confusa escaramuza, Ferreyra expulsó a Marcos Melgarejo. Desde afuera pareciese que lo sancionado por el árbitro, no fue algo más que buscar emparejar la historia, situación lógica que un Sol inocente nunca supo presumir.

Cayó entonces la intensidad del juego. Lo que a priori prometía el duelo por octavos de final en la Copa Sudamerica, se convirtió en un partido casi sin rémoras y totalmente chato, en el cual, por cierto, propuso siempre el campeón de América.

Con esto poco a poco el tiempo se le fue acabando a los Dragones, y a falta de 10' para el final, Orlando Berrío encaró el fondo danzarín, el futbolista ensayó un disparo hacia el arco casi como última opción.

El tiro salió desviado en un defensor paraguayo. El cuero se levantó y dejó sin posibilidad de respuesta al portero Agustín Silva.

No hubo espacio para más. En todo Medellín se desató la alegría y si bien el 1-1 en Paraguay dejaba abierta la serie; en su casa, el Atlético Nacional apagó por completo el sueño copero de una institución que luchó y luchó aunque fuese contra la más fea, pero que no pudo ante la semejante jerarquía verdolaga.