Fútbol Internacional miércoles 25 de enero de 2017

Southampton resiste Anfield y es finalista tras 14 años

El Southampton resistió este miércoles el asedio del Liverpool en Anfield y se llevó una valiosa victoria (0-1) que lo clasifica para la final de la EFL Cup (Copa de la Liga), su primera gran final desde el año 2003.

Hace 14 años, el conjunto del sur de Inglaterra se quedó a las puertas de la gloria en la FA Cup (Copa de Inglaterra), tras caer en el Estadio del Milenio de Cardiff frente al Arsenal (1-0).

En 2010, sin embargo, el Southampton levantó el Football League Trophy, un torneo en el que participan los equipos de las últimas divisiones de la Football League, la League One y la League, tercera y cuarta división del balompié inglés.

Mucho ha cambiado en los últimos siete años este equipo que entonces competía en la cuarta categoría, y los 'Saints', ahora con el francés Claude Puel en el banquillo, se han asentado como uno de los clubes a batir en el país.

El Liverpool, que perdió en la ida, en el estadio de St Mary's, por 1-0, necesitaba un tanto para entrar en la eliminatoria, y para ello Jürgen Klopp introdujo cuatro cambios con respecto al once que se inclinó el pasado sábado en casa a manos del Swansea (2-3).

Con sólo un triunfo en enero, en el 'replay' de la Copa de Inglaterra (FA Cup) frente al modesto Plymouth Argyle (0-1), de la cuarta división, el Liverpool buscaba conseguir un victoria balsámica que pusiera fin a la racha y lo clasificara, de paso, para la final de la EFL Cup, el tercer torneo por importancia en Inglaterra.

Jürgen Klopp hizo cuatro modificaciones con respecto al once que perdió en casa con los 'Swans': Matip, titular por primera vez desde el 11 de diciembre, ocupó el puesto en el centro de la zaga de Klavan, mientras que también entraron Sturridge por Wijnaldum, el canterano Alexander-Arnold por Clyne y el guardameta Karius por Mignolet.

Enfrente un Southampton cargado de moral y animado tras encadenar dos victorias consecutivas, ante Norwich City en la FA Cup (1-0) y sobre Leicester en la Premier League (3-0).

Los 'Saints' de Puel se jugaban el pase a la final sin uno de sus baluartes, el central holandés Van Dijk, que se cayó de la convocatoria por lesión.

El joven Stephens, internacional sub-21 con Inglaterra, fue el encargado en hacer las veces del vicecapitán, mientras que Davis entró en el mediocampo por Hojberg, que esperó a su vez su turno desde el banquillo.

Salieron los 'Reds' en busca del tanto que igualara la eliminatoria, y a los 15 minutos Sturridge testó a Forster con un disparo seco desde la frontal que atrapó sin mayores complicaciones el guardameta.

Sólo tres minutos más tarde fue el brasileño Firmino, con un nuevo lanzamiento desde fuera del área, el que estuvo cerca del gol, pero Forster, muy seguro, blocó fácilmente la redonda.

Las tornas cambiaron pasada la media hora, cuando Karius, el héroe de los suyos en el partido de ida, salió al rescate al blocar un disparo a bocajarro de Tadic para evitar el tanto que hubiera dejado con pie y medio fuera del torneo al Liverpool.

La segunda mitad, que arrancó sin el delantero Rodríguez -sufrió una lesión de tobillo y fue reemplazado por Long-, fue un monólogo de los de Klopp, que sólo sufrieron, y poco, con los contragolpes esporádicos de los del sur de Inglaterra.

Sturridge gozó de las mejores ocasiones del Liverpool en los segundos 45 minutos, pero se estrelló una y otra vez en Forster inspirado: primero, el guardameta despejó sobre la línea de gol, y ayudado por la tecnología de línea de gol, el que parecía un tanto cantado del '15', y después el ariete marró inexplicablemente, con todo a su favor, un remate de tijereta desde el área pequeña con Forster ya vencido.

Movió piezas Klopp en la recta final, y dio entrada a Origi y a Wijnaldum por Can y Coutinho, pero entre la zaga 'Saint', Forster y un magistral Oriol Romeu, nombrado mejor jugador del partido, desbarataron todas y cada una de las aproximaciones rivales.

Cuando el marcador de Anfield parecía que iba a permanecer impoluto durante los 90 minutos, el Southampton, en una contra de libro liderada por Sims y culminada por Long, anotó el 0-1 (m.90+1), que ponía a los sureños con dos pies en la final con un marcador global de 2-0.

Ahora, los hombres de Puel, en su primera gran final en los últimos 14 años, ya esperan en Wembley a Manchester United o Hull City, que se enfrentan el jueves en la segunda semifinal. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0