Torneo Clausura 2015 domingo 22 de noviembre de 2015

Un demoledor Guaraní gana y diluye la ilusión de Cerro

Cerro Porteño no pudo este domingo con la obligación y cayó en un partidazo ante un demoledor Guaraní (4-2) por la fecha 20 del torneo Clausura. El resultado agota prácticamente las posibilidades del bicampeonato y despeja el camino de su máximo rival, el Olimpia, para el logro de la estrella 40.

El primer tiempo tuvo de todo: Un penal, un expulsado, cinco goles y un malísimo arbitraje de Julio Quintana. El Ciclón comenzó ganando con gol de Fabbro, pero luego repitió feos errores defensivos y sufrió las estocadas de Alberto Contrera, Marcelo Palau y Alex Cáceres. Rodrigo Rojas había acortado distancias.

En el complemento, el Azulgrana intentó en el comienzo el manotazo de ahogado, pero con 10 hombres le fue imposible la misión. Fernando Fernández sentenció el juego a dos minutos del final. Con este resultado, el equipo de Roberto Torres se queda 38 puntos, a cinco del líder Olimpia, a falta de dos fechas para la conclusión del torneo Clausura.

EL PARTIDO. En el amanecer del encuentro, solamente a dos del inicio, Julio Quintana visualizó una falta de Juan Patiño sobre Enrique Borja y de manera errónea señaló penal. Un lunar grande de su arbitraje. De la ejecución se encargó Jonathan Fabbro, quien no falló y ajustició a Alfredo Aguilar con una definición certera al costado del palo derecho.

El gol fue un revulsivo para el conjunto aborigen. El equipo de Jubero salió a atropellar al Ciclón y a los 9 minutos desnudó gran parte de sus falencias defensivas para concretar la paridad. Tras un tiro de esquina, Cristian Álvarez despejó corto y en el rebote Alberto Contrera mando la red la igualdad en total complicidad del arquero azulgrana.

Para este encuentro, Roberto Torres ubicó en la titularidad a Cecilio Domínguez, puso más marca por el sector izquierdo con Blas Cáceres en detrimento de Sergio Díaz y en solitario punta ubicó a Enrique Borja en sustitución del lesionado José Ortigoza.  

No obstante, el esquema no funcionó y el Ciclón empezó a perder ante la rapidez de los jugadores aurinegros que desnivelaron en todas las parcelas. Un disparo de Julián Benítez hizo vaticinar el segundo, que llegó a los 27 minutos cuando Marcelo Palau recorrió solo el área del rival y con golpe de cabeza alzó a Guaraní en el marcador.

Posteriormente Rodrigo Rojas pudo emparejar el score (35 m.) con un disparo que se desvió al córner y tras la ejecución del tiro de esquina Lugano se perdió el empate en otra situacion clara. La sensación de peligro continuó con un cruce de Juan Patiño sobre Borja, más penal que el primero, pero que Quintana pasó por alto.

Cerro no pudo atajar la embestida del Aborigen y así sufrió otro feo golpe con el tanto logrado por el chiquilín Alex Cáceres a los 40 minutos. No obstante, Rodrigo Rojas acortó distancias cuatro minutos después para dar ribete de partidazo en Sajonia.

En el final, Bruno Valdez escenificó el descalabro defensivo del conjunto de Roberto Torres. Una plancha a la pierna de Julián Benítez dio suficientes argumentos a Julio Quintana para mostrarle la roja directa.  Así se fue el primer acto, caracterizado por la fuerza demoledora de Guaraní.

En el segundo tiempo, el Azulgrana salió a apretar arriba y despobló su retaguardia para tratar de nivelar el compromiso. De inmediato, Guaraní metió la respuesta y pudo dar otra chachetada, pero Juan Aguilar se quedó sin ángulos después de dejar por el camino a Cristian Álvarez.

Por su parte, el equipo de Torres hizo uso de corazón y desordenado creó inquietud y luego una chance clara . El primero, una chilena de Lugano que que se anidó en los brazos de Aguilar, y posteriormente con Rodrigo Rojas que hizo lucir con una volada espectacular al portero aurinegro (55 m).

Jubero reforzó su ofensiva con Fernando Fernández y tras esfumarse el empuje del rival empezó a manejar la pelota con placer para consumir el tiempo. Además Cerro perdió a Fabbro y el equipo se desinfló. Luego se fue Jonathan Santana lesionado (75), que había ingresado por Fidencio Oviedo (53).

Si a los dos del inicio Cerro Porteño se adelantó en el marcador, Guaraní echó el telón a dos del final en un contragolpe letal. Claudio Correa sacó a pasear a Lugano, metió el pase y Fernando Fernández no falló en su cita con el gol. Este resultado expandió la pena en campamento cerrista y dio vía libre a su máximo rival, el Olimpia, para el logro de la estrella 40.