Fútbol Internacional sábado 18 de febrero de 2017

Un equipo inició el juego con jugadores de once nacionalidades

El once inicial con el que el Granada forma ayer viernes en el encuentro que le mide al Real Betis con el que se abre la vigésima tercera jornada de la Liga Santander española de fútbol, estuvo integrado por futbolistas de once nacionalidades diferentes.

El técnico del Granada, Lucas Alcaraz, alinea a un mexicano (Ochoa), un francés (Foulquier), un camerunés (Hongla), un islandés (Ingason), un uruguayo (Gastón Silva), un español (Héctor), un nigeriano (Uche), un ghanés (Wakaso), un brasileño (Andreas Pereira), un marroquí (Carcela-González) y un colombiano (Adrián Ramos).

El equipo rojiblanco ya había estado a punto de protagonizar este hecho en encuentros anteriores, aunque se había quedado en un par de ocasiones en diez nacionalidades diferentes en su once titular.

El Betis juega de inicio con Adán; Piccini, Mandi, Donk, Tosca, Durmisi; Rubén Pardo, Petros, Jonas Martin; Alex Alegría y Rubén Castro.

El crisol de nacionalidades en los verdiblancos también es notable, ya que hay jugadores de siete países distintos, aunque no alcanza el nivel del Granada al contar el técnico Víctor Sánchez del Amo de inicio con cuatro españoles en su once.

En cuanto al juego, el Granada goleó a un Betis desconocido de Antonio Sanabria y se acercó a zona de salvación. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0