Champions League sábado 26 de mayo de 2018

Un golazo para la historia: La chilena de Gareth Bale

VIDEO. "Lo que funciona es bello". Lo dice Frank Stephenson, el número uno del mundo diseñando coches. Y eso debe pensar Gareth Bale, que se consideraba titular en Kiev. Sus últimas y notables actuaciones le invitaban a pensar en el once inicial. Entró mustio al vestuario. Y salió feliz.

Bale funciona. Y es estético. A pesar de su somatotipo, grande y corpulento. Igual piensa el Real Madrid de Zidane, que primero gana y luego juega. El motor del Madrid carbura y levanta títulos. Y por derivación, es hermoso. Y si no que le pregunten a los aficionados del Real Madrid. Este sábado levantó la Copa de Europa número 13. Cuando uno se pregunta por el estilo del Madrid, cada vez es más rock and roll.

Frank Stephenson diseña coches. De su lápiz han salido el nuevo Mini, el BMW X5, el Fiat 500 o el Mc Laren MP4, uno de los favoritos de la colección de Cristiano en su garaje. Un festival de máquinas, vamos, de lo más hermoso que ve uno en la calle.

De padre noruego y madre malagueña, Stephenson es admirador de la biomímica, la ciencia que se relaciona con el diseño. Sus prototipos de coches veloces parten de la naturaleza, de ver en acción a los felinos, a las aves rapaces. De ahí, al papel, y más tarde al ordenador. La velocidad de sus coches se basan en el índice bajo de la masa, de la escasez de grasa en los cuerpos.

Desde ahí, seguro analizaría las acrobacias de Cristiano Ronaldo, más fino que nunca al desafiar la ley de la gravedad, con saltos de atleta y estética a copiar para cualquier esbozo. Y por supuesto a Gareth Bale, que con su chilena de cine, machacó al Liverpool y le dio al Madrid otra Copa de Europa. Su chilena es ya imagen de marca. Es la foto de la Champions número 13. Igual que la volea de Zidane es el copyright de la Novena.

      Embed

El Real Madrid de Zidane en Kiev fue asimétrico de inicio. Como cuando Zizou era jugador en la época de Vicente del Bosque. Isco hizo de Zidane y la simetría quedó huérfana con Bale en el banquillo. El Liverpool duró lo que tuvo a Salah en el campo: 30 minutos. Su lesión de hombro, lo mandó al vestuario antes de tiempo. Se marchó llorando. Un drama para Jurgen Kloop, que no podía creer la escena en la banda. Su gesto al expresar el disgusto fue definitivo: la final estaba ya lejos de Anfield.

También se fue a la ducha, con lágrimas, Carvajal. Nadie le podía consolar. El Mundial está cerca y se ve fuera de nuevo.

Bale fue el héroe de la noche. Y el Madrid, otra vez campeón de Europa. Ganan y por eso pueden vestir como quieran. Ahora con traje y zapatillas blancas. Cristiano ha puesto de moda las zapatillas blancas con el traje y la corbata azul del traje. Kross, Marcelo, Lucas Vázquez le siguen. Y seguro que pronto en las oficinas, la gente cambiará el look. En los años 90, Emilio Aragón se atrevió a innovar en la televisión con la transgresión. Pero ahora, Cristiano es el icono.

Una final que tuvo traca al final. Cristiano, insinuó que podría irse del Real Madrid en BeIn Sports. Este equipo es ya leyenda y su desafío ya es destronar al de Puskas, Di Stéfano y Gento. Habrá que ver en las próximas horas si lo hará con Cristiano. EFE