Torneo Clausura 2017 domingo 17 de septiembre de 2017

Un guapo Independiente deja a Olimpia sin la exclusividad de la punta

Olimpia empató 2-2 este domingo con Independiente de Campo Grande y no pudo retomar la exclusividad de la punta del campeonato Clausura.  

Parecía que Olimpia embolsaba los tres puntos, lograba la exclusividad de la punta en esta novena jornada, pero en la agonía apareció Milciades Portillo para empatar el compromiso en Para Uno y amargar al elenco decano que ganaba con goles de Camacho y Walter González.

El  cuadro de Campo Grande, que ya había empatado transitoriamente con Mario Saldívar, nunca se rindió más allá de comenzar muy mal el encuentro en el Manuel Ferreira. Con este resultado, el Rey alcanza a Guaraní en la cima del torneo con 19 unidades. El rival se queda en el pozo con 8 puntos.

EL PARTIDO. Olimpia vivió un comienzo soñado en el Bosque al poner en sus alforjas el primer gol al minuto del compromiso. El equipo de Éver Almeida precisó solamente siete toques para meter el golpe al mentón del rival con un fusil de Néstor Camacho, ayudado por un resbalón de Mario Saldívar.
   
No obstante, Independiente no se quedó en el suelo y mostró una gran reacción sobre el césped del Manuel Ferreira. La rebeldía de Eduardo Duarte y el manejo de Rafael Acosta fueron claves ya que permitió al conjunto de Celso Ayala tener mejor posesión de pelota y evitar mayores zozobras ante un rival que dormitó con su tempranera ventaja.

Con más confianza en su espíritu, más consistente en su quehacer general con la intervención de Michel Romero, el elenco de Campo Grande encontró la paridad en una suerte de revancha de Mario Saldívar. El defensor se deshizo primero de Darío Verón y posteriormente engañó al portero Daniel Azcona para firmar una redención exquisita (27 m).

A esta altura, el duelo ya era peleado en cada parcela de la cancha, no como sucedió en los primeros instantes en los que Olimpia transmitía la sensación de arrollar al rival. Almeida intentó reanimar al Decano con el ingreso de Julián Benítez, pero el más ilustrado del Rey al término del descanso seguía siendo Néstor Camacho.  

En el complemento, Olimpia entró con renovado entusiasmo, pero ya se encontró con un equipo mejor plantado sobre el terreno de juego y sin la concesión del primer lapso. A esto se añade el opaco nivel William Mendieta, su hombre distinto en el mediocampo junto con Néstor Ortigoza.

Independiente se parapetó atrás para salir en velocidad en el contragolpe y sembró terror con un cabezazo del delantero Pedro Báez y con otro disparo del mediocampista Eduardo Duarte, que salvó de gran forma el portero Daniel Azcona.

Al cuadro franjeado le costó una barbaridad descoser la línea defensiva con su juego colectivo. Almeida sacó de su mal partido a Mendieta y buscó más potencia con Brian Montenegro (67 m). Pero tuvo que aparecer el goleador del equipo, Walter González, para devolver la ventaja en el momento en que ya se notaba los síntomas de la desesperación (75 m).

Sin embargo, la alineación de Campo Grande nunca se rindió y encontró en la agonía del encuentro la paridad. Cuando ya expiraba el tiempo, Milciades Portillo, con un tremendo cabeza dejó en silencio Para Uno y sin la exclusividad de la punta al equipo decano que fue de más a menos.