Fútbol Internacional martes 06 de junio de 2017

Una experimental Alemania logró empate casi agónico en Dinamarca

Una selección alemana con muchos rostros nuevos saldó con un empate casi agónico ante Dinamarca un partido en que los daneses abrieron el marcador y en que el que el técnico Joachim Löw ensayó fórmulas con miras a la Copa Confederaciones.

Dinamarca recibió en casa a un conjunto que poco recordaba a la selección campeona del mundo y cuyo objetivo, por parte alemana, era precisamente tantear debutantes y nueva capitanía.

Era un amistoso con aire experimental, con Julian Draxler como capitán y en el que Löw se permitió el lujo de dejar fuera a sus titulares más consolidados.

El seleccionador alemán colocó en su portería a Trapp, que debutaba como internacional, y que en el minuto 15 logró una buena parada frente a Vestergaard, pero que tres minutos después encajó el primer gol danés, de Eriksen, con la derecha.

Los alemanes no vieron una buena oportunidad de gol hasta el minuto 32, con un buen disparo desde 20 metros de Goretzka, que el arquero Rønnow arañó fuera de la red.

Dinamarca no contaba para la portería con Kasper Schemeichel, lesionado, pero pese a ese ausencia en los medios alemanes se recordó ahí como una maldición la derrota en la final de la Eurocopa 1992, 25 años atrás, que ganaron los daneses por 0:2.

Los de Löw fueron ganando confianza y dominio, aunque no lograron que cuajaran las intentonas de Wagner o Draxler, quien junto con Ginter fue, en la primera parte, el único representante sobre el césped de la selección campeona en Brasil.

Löw no hizo cambios en la pausa, tal vez esperando que se consolidaran los amagos de dominio de los suyos.

Alemania sufrió así en los primeros compases de la segunda parte, con varias ofensivas consecutivas danesas, y donde Trapp exhibió notables reflejos.

Su colega danés, Age Hareide, sí había sido generoso en rotaciones, tanto en la pausa como ya iniciado el segundo tiempo, en el incluido el del autor del gol, Eriksen.

Finalmente Löw le siguió la tónica, optó por algún relevo e hizo entrar al debutante Demirbay en sustitución de quien había tenido cierto protagonismo en cuanto a ocasiones de gol, Goretzka.

En esa situación de tanteos se entró en los diez últimos minutos del partido, con el marcador que parecía atascado en el único gol del jugador del Tottenham, hasta que Kimmich logró el empate para los alemanes, a pase de Stindl, ya en el minuto 86.

Al amistoso de territorio danés seguirá, el sábado, el partido contra el modesto San Marino en Nuremberg, clasificatorio para el Mundial 2018 y siguiente campo de pruebas para los nuevos de Löw, antes del arranque de la Copa Confederaciones asimismo en Rusia.

- Ficha técnica:

1 - Dinamarca: Rønnow; Larsen, A. Christensen (M. Jørgensen, min. 46), Vestergaard, Durmisi (Sörensen, min. 65); Delaney, Kvist (Schöne, min 46); Eriksen (Lerager, min. 65); Y. Poulsen (Vibe, min. 76), Braithwaite; N. Jørgensen (Dolberg, min. 76).

1 - Alemania: Trapp; Süle, Rüdiger, Ginter (Younes, min. 66); Kimmich, J. Hector (Plattenhardt, min. 89); Rudy (Can, min. 58), Goretzka (Demirbay, min. 77); Draxler; Stindl, Wagner (Brandt, min. 67).

Goles: 1-0, m.18: Eriksen. 1-1, m.88: Kimmich.

Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra).

Incidencias: Partido amistoso disputado en el estadio Brøndby, en las afueras de Copenhague, ante unos 25.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Londres. EFE

¿Qué te pareció la noticia?
0