Roland Garros domingo 04 de junio de 2017

Vero Cepede devuelve a Paraguay el orgullo perdido en Francia

La tenista Verónica Cepede devolvió a Paraguay parte del orgullo perdido en Francia (5-0), tras la goleada recibida por la Albirroja el viernes, al conseguir una histórica victoria para pasar a octavos de final en Roland Garros.

Cepede remontó su partido de tercera ronda ante su amiga la colombiana Mariana Duque, por 3-6, 7-6(2) y 6-3, un choque muy especial marcado por los nervios y por la amistad que une a ambas jugadoras.

"Hoy fue mi partido más duro. Jugar contra una amiga no es nada fácil. Los nervios estaban ahí, y jugaron en contra de las dos. Pero esto es deporte, a veces toca coincidir y nos enfrentamos", reflexionó Cepede en rueda de prensa tras su triunfo.

Con una sonrisa de oreja a oreja que apenas podía contener, confesó que "todo el mundo está como loco en Paraguay" con ella, por lo que su felicidad es absoluta.

"No hablemos del partido de la Albirroja, no hay comentarios sobre eso", dijo entre bromas Cepede, que confesó que "todo Paraguay me está escribiendo mensajes".

"Ya que en fútbol se perdió, todavía nos queda una representante en Francia. Le di otra vez la felicidad al país, ya que Paraguay perdió tan mal en ese partido. Al menos fue amistoso...", dijo.

El partido contra Duque estuvo marcado por la igualdad y por varios errores no forzados, fruto de las ganas de ambas jugadoras por conseguir avanzar más lejos que nunca en un torneo del Grand Slam.

Duque, de 27 años y 115 del ránking, dejó escapar el segundo set en el juego de desempate y llegó a ir por delante todo el tercero, tras romper el servicio de su rival en el primer juego.

Pero Cepede se rehizo, recuperó la desventaja en el sexto y volvió a romper en el octavo, para acabar cerrando en el siguiente con su servicio.

"Fue un partido muy cambiante, comencé muy nerviosa. Yo soy de pegar, pero no pude desarrollar mi juego. En el segundo set me relajé un poco mas, empecé a jugar un poco mejor, pero no fue mi mejor tenis hoy. Además, ella tiene un juego muy diferente a otras jugadores, que son palo y palo", explicó.

El juego se vio interrumpido en varias ocasiones por los problemas estomacales de la paraguaya, que reveló que tuvo que ir a vomitar al final del segundo set, a causa de lo que los doctores le han dicho que es un virus.

Para Cepede, los octavos de final son su mejor resultado nunca en Roland Garros, aunque tendrá una dura rival en la figura de la checa Karolina Pliskova, segunda favorita, que derrotó a la alemana Carina Witthoeft por 7-5 y 6-1.

"Disfrutaré del próximo partido, estoy ya en cuarta ronda, aunque no me conformo con eso. Ahora con la tres o cuatro del mundo sé que no será nada fácil, pero voy a salir a disfrutar", añadió. EFE


¿Qué te pareció la noticia?
0